La cadena ilustrativa 4 : EL CONTENIDO

1:21




Siguiendo el esquema de la CADENA ILUSTRATIVA, ya pasamos por:

-          EL CLIENTE
-          EL PÚBLICO
-          EL SOPORTE

Ahora le toca el turno al CONTENIDO.
Llamo CONTENDO a aquello que posee el elemento que la ilustración quiere iluminar. Me refiero a cosas como un texto, una marca, un slogan, un concepto etc. Tales cosas tienen CONTENIDO, tienen un contexto y sugieren ideas por si mismas, evocan historias, lugares, recuerdos etc. Todo lo que se relacione con el elemento a ilustrar es parte de su CONTENIDO.

La palabra “amor”, por ejemplo, trae a nuestra mente imágenes de corazones, Cupídos, flechas, parejas, padres y otras tantas cosas que son parte del CONTENIDO de la palabra “amor”. El ilustrador se verá barajando todo ese CONTENIDO y decidiendo qué usa y qué elimina de todo eso, o verá si es necesario añadir algo nuevo a ese CONTENDIO. Pero sí o sí, deberá lidiar con el CONTENIDO.

Ya hemos visto en LAS ACTIVIDADES DE LA ILUSTRACIÓN, cómo la ilustración está amarrada a su acompañante y, por consiguiente, será modificada por él.

EL CONTENIDO puede condicionar en cosas tales como:
El temaContexto históricoContexto del mediootras variadas cuestiones involucradas a lo que vaya a ilustrarse. 
Veamos algo sobre los tres puntos que mencioné. 

-          EL TEMA: si se nos pide ilustrar sobre la palabra “amor” puede que nuestras ideas maravillosas sobre una serie de dibujos dedicada a la extinción de los dinosaurios sea inútil. ¿es una obviedad?, claro, pero con esta exageración quiero dejar en claro la idea de los condicionamientos básicos que enfrenta la realización de una ilustración.
Prácticamente cada eslabón de LA CADENAILUSTRATIVA está tan ligado al otro que es difícil desprenderlos. Ya habrán notado que EL TEMA también está ligado al PÚBLICO y al CLIENTE (y sí, luego también estará ligado al SOPORTE).
El CLIENTE le encarga ILUMINAR sobre la palabra amor, ¿a qué PÚBLICO debe ILUMINAR sobre el amor?... ¿puede usted unir el amor con la extinción de los dinosaurios? Bien, si puede hacerlo lo felicito…pero… ¿EL CLIENTE se lo permitirá?

-          CONTEXTO HISTÓRICO: supongamos ahora que la palabra amor que debe ilustrar pertenece al texto de “Tristán e Isolda” (ya ven que “Tristán e Isolda” ahora son parte del CONTENIDO del tema “amor”). Mientras usted había pensado en una relación moderna o incluso haya fantaseado con Romeo y Julieta, se verá seriamente condicionado a la historia en cuestión y al momento histórico donde se desarrolla. No podrá dibujar un celular en las manos de los amantes y puede que el vestuario de Romeo no condiga con Sir Tristán. Es verdad que usted podrá realizar, en un ataque de inspiración, una mistura entre épocas y relatos… (suponiendo que su cliente lo admita)… pero no podrá negar que “Tristán e Isolda” han movido, de alguna manera, el rumbo de sus ideas para ilustrar la palabra amor.
             
             
-          CONTEXTO DEL MEDIO: algo muy ligado al CLIENTE es la “política del medio” que maneja dicho cliente. Es decir, su estilo, su línea editorial o, si lo prefiere, su forma de ser. A eso llamo yo CONTEXTO DEL MEDIO. El Cómo es el medio que publicará su ilustración.
Suponga entonces que le piden ilustrar la palabra amor, palabra que pertenece al texto de Tristán e Isolda y que lo publicará una editorial extremadamente conservadora (se ha añadido otra cuestión importante al CONTENIDO del tema “amor”) . De ser así, es muy probable que sus brillantes ideas de mistura entre épocas y relatos con dinosaurios se desvanezcan pronto.

Es que el ilustrador debe saber que aquello que vaya a ilustrar trae consigo un bagaje de CONTENIDO y/o contextos que pesan demasiado.
El ilustrador debe conocer cuanta “libertad artística” posee para ilustrar.
EL CONTENIDO puede ser muy amplio, dependerá de diferentes factores, pero seguro estarán también ligados a LA CADENA ILUSTRATIVA.

Como parte de las diferencias, mencionadas en post anteriores, que subyacen entre un pintor y/o dibujante y un ilustrador, es la parte de la “libertad creativa”. Mientras un pintor o dibujante puedan darse el lujo de plasmar lo que sienten, piensan o se ven impulsados a hacer, el ilustrador se ve condicionado desde el principio por el CONTENIDO y toda LA CADENA ILUSTRATIVA.
El ilustrador navega en la creatividad dentro de marcos referenciales, dentro de límites impuestos por el oficio de ilustrar. El ilustrador debe encontrar esa “libertad creativa” dentro de los parámetros de LA CADENA ILUSTRATIVA.

Quizás, dicho de otra manera, el ilustrador no hace lo que quiere sino lo que debe en función de ilustrar.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

COPYRIGHT © Sen! - Oscar Senonez

Todos los textos de este blog son Copyright © Sen!
Queda prohibida la reproduccion total o parcial sin la debida autorizacion de su autor.www.senilustrador.com.ar


You Might Also Like

0 comentarios

Popular Posts

Like me on Facebook

Like to Emilio Darlun